Taxis, Uber y la falsa libertad

Ya todos sabemos que algunos taxistas son unas prenditas y que Uber es maravilloso, seguro, innovador y cura el cáncer, pero el rabioso debate sobre taxis versus Uber no es más que otra manera en que la clase trabajadora se pelea mientras los empresarios y el Estado se echan fresco desde las gradas. Dicho de... Seguir leyendo →

Anuncios

Políticas del pornocliché

Lo digo sin pena: no me van para nada los juguetes sexuales ni las extravaganzas eróticas. No soy religiosa ni puritana; mucho menos conservadora. Tampoco creo que los dildos, el bondage o los disfraces tengan algo de malo en sí mismos, pero tampoco creo que tengan que ver con el empoderamiento de las mujeres ni... Seguir leyendo →

La cantaleta de la educación

“La educación viene de casa”. Ese mantra que tanta gente repite sin parar, como si todas las casas fuesen hogares. Como si todos los padres fuesen amorosos y responsables, o como si aquellos que sí lo son, pudiesen controlar el mundo más allá de la burbuja que intentan construir para ellos mismos y su familia.... Seguir leyendo →

Peter Pan ni sabe

El otro día estaba en una sala de espera y escuchaba a una chica que hablaba por celular: “¿En serio? ¡No puede ser que él tenga mi edad! Yo tengo 22, ¡él ya es un adulto!”. En principio fue un momento WTF para mí (¡¿cómo que a los 22 años no te consideras adulta todavía?!),... Seguir leyendo →

Agua de panty

Todos hemos tenido algún encuentro cercano con el típico caso del bonachón controlado por su novia o esposa. "Lo tienen roboteado". "Le dieron agua de panty”. ¿Que un hombre sea el del carácter tranquilo en una relación? Pánfilo. Congo. Manzanillo. Así de simple: si un hombre relax anda con una mujer de carácter fuerte, enseguida... Seguir leyendo →

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

Subir ↑